julio 20, 2006

Un rato más tarde...

Me encanta esto del blog porque sos nadie.
Es como gritar en plena 9 de Julio y Corrientes a las 12.
Gritar fuerte en medio de la gente y que nadie escuche, pero con la certeza de que alguien puede escuchar.
No es grito estéril. Es grito, charla, susurro, confidencia...secreto.
Antes guardaba escritos en los cajones de casa. Un blog es como un cajón abierto al público. Casi como si uno guardara las cosas en privado con la intención de que alguien se anime al curioseo.
Me gusta bloguear.
Hoy, particularmente, me siento uno de esos predicadores que a veces andan por las plazas, parados en un banquito anunciando el Reino. Muchos pasan. Pocos, o casi nadie escucha. Él sigue anunciando a su modo.
Nadie lo ve.
Está bueno.
Así el grito no se ahoga en el pecho.
Quizás alguien escucha.
Así el grito no se ahoga.
Quizás alguien.
Así el grito.Quizás.

5 comentarios:

hna josefina dijo...

¡Muy bueno!
Otro modo de decir algo parecido...

Eduardo Mangiarotti dijo...

Totalmente de acuerdo... y además, así uno vuelve a descubrir que "la palabra no está encadenada". El blog es una forma de comunicación constantemente ofrecida y dispuesta a retomarse en forma de diálogo, mail, inclusive el encuentro personal. ¡Gracias por la visita!

Pablo Muttini dijo...

Gracias a vos, Eduardo, es un gusto todas las mañanas recorrer algunos blogs para "pegarse una ducha"...
Abrazo
Pablo

Pampa dijo...

Bueno acá estoy yo! dps de la ducha si te querés tomar unos mates pasá por el mío, bienvenido a los dialogos bloggeros.

Pablo Muttini dijo...

Gracias, Claudia, acepto los mates y agradezco la bienvenida. Pasaré de visita a tomar algo de luz.
Saludos,
Pablo