enero 30, 2007

¿Mar adentro?

Rezando con Lucas 5, 1-11

Cuesta mucho volver al lugar del fracaso.
El sabor amargo de la derrota bloquea los sentidos.
El cuerpo se rehúsa.
Nadie quiere volver a sufrir.
Si ya fracasé una vez ¿qué sentido tiene volver?
Cuesta mucho volver. Mucho más, volver solos.
Cuando los fracasos se repiten, la perseverancia se transforma en capricho y el capricho, con suerte, en costumbre.
El desánimo le quita sabor al desafío. Rito vacío. Hábito.
Tirar las redes no es lo mismo que salir a pescar; del mismo modo que comer no es lo mismo que saborear, ni hablar en público, lo mismo que predicar.
Hay un componente sensible que hace que un acto aparentemente igual deje de serlo.
El fuego hace la diferencia.
Un fuego que te corre por la espina y te hace sentir que esta vez...esta vez si volverán las redes llenas. Atención que digo fuego, no certeza. Ciertas certezas adormecen las ganas.
Fuego es fe.
Confianza.
Entrega.
Le tengo miedo a la certeza cuando se habla de pesca.
¡Es tan sencillo pescar dónde uno sabe que hay peces!
Peces libres o peces pescados.
Esa certeza adormece las ganas.
La única certeza que pido es la necesaria para la fe.
Certeza de que quién me dice “tirá las redes” es Él.
Vengo de fracasos políticamente correctos, pero fracasos al fin.
Estoy limpiando las redes.
¿Qué si salí a pescar?...obvio, ¿no me viste volver?
Mañana intentaré de nuevo.
Siempre hubo peces aquí.
(Parece que ya no)
¿Salir de nuevo? ¿otra vez?
...¡mar adentro, decís! Eso es otra cosa....
Yo siempre pesco por acá, en la pecera....
¡Mar adentro es otra cosa!

Querido Jesús, te pido que me regales el valor de sobrepasar los límites; que me des el valor para dejar mis seguridades y entregarme más.
Que me des la fuerza para salir a tirar las redes allí, mar adentro, muy adentro, justo en el lugar dónde no me animé ni ayer ni hoy. Mar adentro, fuera de la pecera, dónde hacen falta pescadores. Donde se me mezclarán los peces. Donde se me tensarán las redes...mis redes...tus redes.
Amén

8 comentarios:

Semilla dijo...

Tus palabras me han llegado profundo. Volver a intentarlo es muy dificil... sobre todo si uno no confia en sus propias fuerzas. Cuesta confiar, ir mar adentro.
Te agradezco, ahora sé que debo orar y orar, para pedir fuego...
Cariños

hna josefina dijo...

¡Gracias!

Cristian dijo...

Hola pablo, gran texto, gracias. Bendiciones.

Pablo Muttini dijo...

Semilla, Josefina, Cristian, gracias a ustedes por acompañar siempre y aceptar el convite del rezo sencillo.
Los abraza,
Pablo

Semilla dijo...

Hola! solo pasé a saludar ¿como va ese fuego?
cariños

hna josefina dijo...

¿Y Pablo?... ¿Estás ahí?

Pablo Muttini dijo...

¡¡¡sí, acabo de reintegrarme !!! tomé vacaciones. En un par de días estaré con novedades.
Gracias y saludos

hna josefina dijo...

Sigo pasando. Seguimos esperando...
Saludos!